Inteligencia de negocios y big data para el mundo hispano parlante.

¡Subscríbase al boletín gratuito!


Inteligencia de Negocios en Español - Decideo.com





Casos de éxito

Big data y... Budweiser ! La casa cervecera se conecta a su sala


, el 11 Noviembre 2013 | Leído 16965 veces

Cuando Budweiser les propone a sus consumidores instalar en sus salas una de sus “red light” se mete en sus hogares y obtiene información en vivo de sus clientes. Hoy la marca ubica a sus consumidores y mañana podría servir para muchas otras cosas. Y ya se acerca la copa del mundo… ¿casualidad?



Bien sea un gol, un home run, una canasta o simplemente un punto, todos los deportes en grupo funcionan de la misma manera, los momentos del juego varían en intensidad marcados por los puntos logrados por cada equipo. Redactando este articulo en un bar, y frente a las pantallas que transmiten un partido bien sea de futbol, futbol americano o de hockey, puedo percatarme de la interactividad con el espectador. Al levantar los brazos para celebrar la victoria de un equipo, enseguida viene el momento de pedir la siguiente ronda de bebidas. En una escala más pequeña, cuando los amigos se reúnen en una casa para vivir los momentos más emocionantes del partido, la misma situación de reproduce, algunos momentos de alta intensidad y otros más calmados, alternados con rondas de bebidas.

Asimismo, los cortes publicitarios de algunos deportes como el futbol americano o el hockey, propician discusiones acaloradas, que hasta lo pueden llevar a perderse el reinicio del juego. Afortunadamente, la “red light” esta allí...

Instale su propia “red light”

Al parecer, Budweiser analizó detalladamente el comportamiento de los espectadores, sus actitudes, sus reacciones, lo que los hace vibrar... y quiere participar. Los momentos intensos, esos en donde se marcan los puntos, dan lugar a las celebraciones a las que Budweiser quiere participar. ¿Cómo? Proponiéndoles a los fanáticos comprar el objeto comunicador, la “red light” de Budweiser.

La “red light” se compone de una lámpara roja y de una corneta. El equipo debe ser conectado a una toma de electricidad y luego colgarlo de la pared. Para hacerlo funcionar es necesario conectarlo a la red wifi para que se pueda conectar al servidor de Budweiser (o de su proveedor)

Para configurarla hay que poseer un iPhone o un teléfono androide. Luego de haber verificado que la edad sea la reglamentaria, según el lugar de residencia, se descarga la aplicación y se registra en el servidor Budweiser, indicando la dirección email y la red wifi que se desea utilizar. La configuración de la luz se hace acercando el teléfono al sensor luminoso que se encuentra en la lámpara. La pantalla del teléfono emite una serie de destellos que contienen los parámetros captados por el terminal. ¡Y es todo!

Una vez el dispositivo ha sido configurado, a cada gol marcado por el equipo de hockey elegido, la luz roja se enciende intermitentemente y la sirena se activa. La mala noticia es que el producto está disponible por los momentos solo en Canadá, país en donde el deporte rey es el hockey.
La compañía propone una versión para los bares, con el objetivo de animar aun más sus noches de juegos.

La cuestión de los datos recibidos

Por el momento el sistema funciona básicamente como receptor. La luz roja se activa automáticamente al momento del juego, inclusive le puede avisar 5 minutos antes del inicio para que no se pierda ni un minuto. Luego, con cada gol se enciende, iluminando y sonando de manera automática. ¡Indiscutiblemente, el sistema está concebido para los verdaderos fanáticos! No se trata aun de muchos datos, pero la velocidad de transmisión a la totalidad de dispositivos es crítica para continuar en el ambiente.

La cuestión de los datos enviados

El flujo de datos es básicamente hacia el consumidor, inclusive con los datos interesantes que el mismo introdujo para la configuración de la aplicación móvil (dirección de email, equipos preferidos, etc.). Al obtener la dirección IP, Budweiser obtiene también la localización del terminal wifi. Los parámetros obtenidos, según la cantidad y la frecuencia de activación, permiten medir el “fanatismo” del cliente.

No olvidemos que la unidad le genera datos a Budweiser sin ningún costo, ya que el consumidor debe pagar 149$ para adquirir la “red light”. Las informaciones circulan por internet y no por la red telefónica móvil. No hay costo ni de suscripción ni de envío de datos.

Por primera vez o casi, Budweiser crea una conexión directa y en tiempo real, entre la compañía y parte de los consumidores. Es un fenómeno raro en el sector de gran consumo. Es posible que esto cause un impacto en el consumo de cerveza, el reflejo entre la activación de la luz y el hecho de abrir una nueva botella.

¿Qué nuevas aplicaciones imaginamos para el mañana?

Budweiser aún no ha respondido a mis preguntas, la situación me lleva a imaginar todas las posibilidades de aplicaciones que este dispositivo puede generar. Podrían ser realmente muchas si le damos un par de miradas.
El dispositivo tiene una corneta que anuncia cada gol a través de una señal sonora, pero se podría tratar de un mensaje publicitario de Budweiser o de uno de sus socios.

La conexión wifi usada permite activar el dispositivo a distancia. Podríamos entonces difundir otro tipo de mensajes, en otras ocasiones fuera de los tiempos de los juegos.

Al no tener acceso a los documentos técnicos del aparato, me pregunto ¿el aparato dispone de un dispositivo de interacción? ¿Existe un micrófono o un botón que permita enviar un comando? Esto podría crear cierta interactividad con el usuario, y porque no hacerlo interactuar o responder a un mensaje, o a un juego.

Por supuesto, sería sorprendente que Budweiser limitara su uso al hockey. La proximidad de la Copa Mundial de fútbol el próximo año tal vez tenga algo que ver con este discreto lanzamiento en Canadá... El hockey es sin duda una prueba.

Es evidente que uno de los objetivos fundamentales de Budweiser, es recopilar información sobre algunos de sus usuarios finales, para analizar los datos, conocer sus perfiles y luego aumentar el consumo

¿Big data, o no?

Esta pregunta surge siempre, aún si su respuesta, positiva o negativa, no cambia nada.

Todo depende, por supuesto, en la cantidad de " red light " en servicio. Si cientos de miles de fans compran este artículo, entonces allí la cantidad de datos recogidos empieza a ponerse interesante. Se trata de información en tiempo real, tanto la enviada a los aficionados como la recibida. Según nuestro conocimiento actual sobre el dispositivo, hablamos sólo de información estructurada.

La utilización de estos datos sirve para comprender qué tipo de aficionado está interesado, en qué deporte, en cuál equipo o en cuál selección nacional... puede generar información de valor añadido que permitiría a Budweiser orientar sus inversiones en el patrocinio de los equipos o de la publicidad televisiva. Aún hablamos de suposiciones, pero no hay duda de que los diseñadores de esta " red light " tienen muchas ideas en mente.




Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Usted puede comentar o proporcionar más información a todos los artículos de este sitio. Los comentarios son libres y abiertos a todos. Sin embargo, nos reservamos el derecho a eliminar, sin previo aviso ni explicación, todo comentario que no cumpla con nuestras normas internas de funcionamiento, es decir, cualquier comentario difamatorio o sin relación con el tema del artículo. Así mismo, los comentarios anónimos son eliminados sistemáticamente si son demasiado negativos o muy positivos. Exprese sus opiniones, compártalas con los demás y asúmalas. Gracias de antemano. Igualmente, agradecemos tener en cuenta que los comentarios no sean enviados automáticamente a los redactores de cada artículo. Si usted desea realizar una pregunta al autor de un artículo, contáctelo directamente, no utilice los comentarios.


Twitter
Rss
LinkedIn
Google+
Facebook
Pinterest