Inteligencia de negocios y big data para el mundo hispano parlante.

¡Subscríbase al boletín gratuito!


Inteligencia de Negocios en Español - Decideo.com





Opiniones de expertos

Consultor en Inteligencia de Negocios: ¿Quién soy y cuál es mi oficio?


Claude-Olivier Fontaine, Consultor independiente, el 20 Septiembre 2013 | Leído 1239 veces

Cada vez encuentro con mayor frecuencia personas que me preguntan acerca del oficio de un consultor en informática. Desde familiares, médicos, peluqueros, obreros, incluso los usuarios del transporte público; se trata casi siempre de personas que no conocen el mundo de la consultoría y de los servicios en informática.



Claude-Olivier FONTAINE, Consultor en Inteligencia de Negocios
Claude-Olivier FONTAINE, Consultor en Inteligencia de Negocios
El propósito de este artículo es presentar de la forma más sencilla posible la profesión de consultor en informática y particularmente su especialización en Inteligencia de Negocios. Si algo no le parece claro o poco desarrollado, no dude en dejar un comentario al final del artículo.

¿Qué es un consultor en informática?

Un consultor en informática es una persona que trabaja en nombre de una empresa. Contrariamente a un empleo « tradicional », el consultor no es un empleado de la empresa para la cual él trabaja. Ya sea que el consultor tenga su propia empresa, o ya sea asalariado de la empresa que lo llama generalmente prestador de servicios. En ambos casos, la empresa que contrata al consultor es llamada « el cliente » en el lenguaje de negocios.

¿Por qué las empresas utilizan a los consultores en informática?

Dentro de una empresa, un puesto de trabajo puede ser realizado por un empleado de la misma o por una persona externa, un consultor. A continuación se nombran las razones por las cuales una empresa puede necesitar el servicio de un consultor:

-Los sistemas informáticos de medianas y grandes empresas son complejos. La puesta en marcha y el mantenimiento de estos sistemas requieren la intervención de personas especializadas o expertas acostumbradas a tratar problemas puntuales;
-Un consultor aporta una visión nueva a una empresa que él no conoce. Proporciona nuevas ideas que implementa cuando el cliente considera conveniente;
-La utilización de un consultor ofrece flexibilidad a las empresas. Un consultor es más costoso que un empleado pero él aporta un saber- hacer específico y la empresa puede fácilmente prescindir de sus servicios sino está satisfecha con su trabajo.

En resumen, un consultor ofrece a las empresas un nivel de experiencia, vitalidad y flexibilidad.

¿Qué hace el consultor en informática?
El consultor en informática trabaja para las empresas, pero ¿qué es lo que hace específicamente?
Su trabajo consiste básicamente en:
-Diseñar, implementar y mejorar los sistemas informáticos de sus clientes;
-Asesorar a sus clientes sobre las herramientas informáticas (ejemplo: ¿qué software elegir?), sobre la forma de construir los sistemas y la forma de utilizarlos;
-Capacitar al personal interno en los nuevos sistemas informáticos (ejemplo: software de contabilidad) o sobre técnicas que permiten realizar estos sistemas.

¿Por qué escoger convertirse en un consultor en informática?

Las razones que orientan a una persona hacia la profesión de consultor en informática pueden variar según los gustos y sus objetivos de carrera. Sin embargo, escogemos generalmente este camino porque nos gusta aprender constantemente, explorar nuevos ambientes, con personas y temas nuevos, y por supuesto, entender cómo funcionan los sistemas informáticos.

En términos generales, he aquí lo que es un consultor en informática. Se trata de una presentación muy general ya que existe un gran número de oficios dentro de la informática.

Para dar un ejemplo y aportar un poco más de detalles, voy a tratar de presentar a continuación cuál es mi propio trabajo como consultor en Inteligencia de Negocios.

¿Qué es un consultor en Inteligencia de Negocios?

Un consultor en Inteligencia de Negocios es una persona que implementa sistemas informáticos de ayuda en la toma de decisión. Para entender lo que representa tal sistema, un enfoque interesante consiste en basarnos en ejemplos de nuestra cotidianidad. En nuestra vida diaria, todos tomamos numerosas decisiones:

-¿Cómo me voy a vestir para salir? Una ojeada al estado del tiempo será suficiente para decidir;
-¿A qué hora debo salir del trabajo para recoger a mis hijos en la escuela? Un simple cálculo contestará la pregunta. Sin embargo, la respuesta podrá ser un poco más complicada de obtener si tengo que tener en cuenta el estado del tráfico (es viernes, no debo olvidar que habrá congestión de vehículos si no quiero llegar tarde) o si voy a la escuela en transporte público cuando solía utilizar mi automóvil;
-¿Qué película voy a ver al cine? Si estoy dudando entre varias películas, yo iré sin duda a un sitio web especializado para consultar los resúmenes, ver las calificaciones, leer las críticas, o incluso ver los trailers.

¡Afortunadamente, las decisiones derivadas de estas preguntas son con frecuencia fáciles de tomar!

Raramente, sucede que nos enfrentemos a decisiones más difíciles de tomar, que representan frecuentemente las más grandes apuestas y generan sobre todo numerosos interrogantes. ¿Desea comprar un apartamento o una casa? Es un muy bonito proyecto que requerirá hacerse un gran número de preguntas. Aquellas concernientes a:

- el precio del inmueble
- el lugar de residencia
- el número de habitaciones
- El tamaño de la vivienda
- las tiendas más cercanas
- las escuelas
- los medios de transporte
- El tiempo de viaje para llegar al trabajo
- la reputación de la zona
- la dinámica cultural
- la animación
- los espacios verdes
- los impuestos locales
- la proximidad familiar

¡Esta lista comienza a ser larga y está sin duda incompleta!
Si bien es fácil de recordar una o dos posibilidades, será difícil de hacer comparaciones útiles y de resaltar ciertas cosas sin escribir esos elementos en un papel. Para facilitar la reflexión, lo ideal sería reunir toda la información en una sola y única tabla, utilizando por ejemplo una herramienta como Excel.

Gracias a esta tabla, los futuros compradores podrán más fácilmente tomar una decisión ya que tendrán la posibilidad de comparar todos los datos en un solo vistazo.

En este ejemplo, los futuros compradores completarán ellos mismos la tabla, utilizando sus diferentes fuentes de información: páginas web, conversaciones con los vecinos, notas tomadas durante una discusión con un agente de bienes raíces, volantes, etc. En una empresa, utilizamos igualmente diferentes tablas para almacenar datos. En realidad, son sistemas informáticos más complejos que las simples tablas que llamamos bases de datos.

Llegamos a las competencias requeridas en el consultor en Inteligencia de Negocios. Este último es, en principio, un especialista de bases de datos. En segundo lugar, él es capaz de implementar los sistemas que permitan completar automáticamente las bases de datos. Al igual que en nuestro ejemplo, en una empresa, los datos a recuperar provienen de diferentes fuentes: bases de datos, archivos informáticos (que pueden parecer al de nuestro ejemplo, con muchos más datos), Internet, etc.

Otra diferencia importante entre nuestro ejemplo y los sistemas de ayuda en la decisión utilizados por las empresas, es el volumen de datos. Los sistemas de estos últimos no almacenan algunas docenas de datos sino miles de millones de datos. Por ejemplo, los bancos y las compañías telefónicas son reconocidos por sus enormes bases de datos sabiendo que recuperan datos de millones de clientes ¡todos los días!

Por lo tanto, las bases de datos son absolutamente indispensables para toda empresa mediana o grande, ya que permiten almacenar un gran número de datos. Otro de los objetivos del consultor en inteligencia de negocios es utilizar esos datos para construir tablas que permitan hacer estadísticas. Estas estadísticas se refieren a todas las áreas de la empresa:

-¿Con cuántos empleados cuenta la empresa? ¿Cuál es el salario de los empleados? ¿Cuándo llegaron? ¿Por qué motivos se ausentaron?
-¿Cuántos productos tiene la empresa en stock? ¿A quién le compra esos productos? ¿Cuándo y cómo los productos son entregados?
-¿Cuántos productos la empresa ha vendido este año? ¿Cómo esa cifra se compara con los años anteriores? ¿En qué región los productos son mejor vendidos? ¿En qué época del año?
-¿Quiénes son los clientes de la empresa? ¿Cuál es el monto de compra de los clientes? ¿Qué compran?
-¿Qué cifra de negocios la empresa realizó este año? ¿Qué margen logró?

Estos ejemplos son sólo una muestra de la gran cantidad de preguntas que las empresas deben responder para llevar a cabo su trabajo. Las estadísticas están aquí contenidas en las tablas que pueden parecerse como aquella de nuestro ejemplo (ver imagen superior) pero esos datos se pueden presentar de otras formas. Por ejemplo, los datos que representan el número de negocios realizado por la empresa en diferentes regiones se pueden colocar sobre un mapa en lugar de utilizar una simple tabla. De hecho, en general, uno de los objetivos del consultor en Inteligencia de Negocios es pensar en la forma cómo se deben representar los datos, en colaboración con los funcionarios de la empresa. El objetivo es asegurar que los datos sean fácilmente comprendidos por los responsables.

Finalmente, llegamos al objetivo principal de la Inteligencia de negocios. A partir de un análisis de datos estadísticos, los directivos de la empresa tienen como objetivo el tomar decisiones que permitirán mejorar el rendimiento de la misma. Por ejemplo, si los resultados de una nueva tienda abierta en Aix-en- Provence superan con creces los objetivos que se habían previsto, los directivos pueden decidir abrir una segunda tienda en la misma ciudad o en el mismo barrio. Otro ejemplo, tomemos el caso de una cadena de restaurantes que ofrece un nuevo postre a los clientes de sus 500 restaurantes. Se trata de un helado especial que será ofrecido durante el verano. Si las cifras de ventas demuestran ser excelentes, entonces los directivos de la cadena podrán decidir ofrecer este postre de forma permanente y no sólo durante el verano.

Las estadísticas son indispensables pero las cifras no dicen todo por sí mismas. Una reflexión más general debe hacerse siempre antes de tomar una decisión. En nuestro ejemplo anterior, supongamos que las ventas de helado son sólo el promedio. ¿Cuál es la causa de este resultado? ¿El postre ofrecido no gustó mucho a los consumidores? Es posible. Pero la verdad puede igualmente estar en otra parte: las malas condiciones climáticas (los consumidores potenciales salen menos), un verano frio que incita a comer productos calientes, o incluso la crisis que limita los gastos de los consumidores.

En resumen, lo que podemos retener de la profesión de consultor en inteligencia de negocios:

-El consultor en inteligencia de negocios es un especialista en bases de datos;
-Es capaz de completar automáticamente esas bases gracias a técnicas informáticas que él domina;
-Sabe construir tablas que permiten hacer estadísticas;
-Él sabe, igualmente, presentar esas estadísticas de formas diferentes a una simple tabla;
-Ayuda a los directivos de las empresas a tomar las mejores decisiones técnicas;
-Es capaz de trabajar con un gran número de personas en la empresa.

Esto no fue mencionado en el artículo pero el consultor en inteligencia de negocios es también una persona intelectualmente curiosa, capaz de redactar documentos de alta calidad, realizar presentaciones de calidad y adaptarse a su entorno laboral.




Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Usted puede comentar o proporcionar más información a todos los artículos de este sitio. Los comentarios son libres y abiertos a todos. Sin embargo, nos reservamos el derecho a eliminar, sin previo aviso ni explicación, todo comentario que no cumpla con nuestras normas internas de funcionamiento, es decir, cualquier comentario difamatorio o sin relación con el tema del artículo. Así mismo, los comentarios anónimos son eliminados sistemáticamente si son demasiado negativos o muy positivos. Exprese sus opiniones, compártalas con los demás y asúmalas. Gracias de antemano. Igualmente, agradecemos tener en cuenta que los comentarios no sean enviados automáticamente a los redactores de cada artículo. Si usted desea realizar una pregunta al autor de un artículo, contáctelo directamente, no utilice los comentarios.


Twitter
Rss
LinkedIn
Google+
Facebook
Pinterest