Inteligencia de negocios y big data para el mundo hispano parlante.

¡Subscríbase al boletín gratuito!


Inteligencia de Negocios en Español - Decideo.com





Actualidades y análisis

¿Pasaste a cuadros de mando de adaptación? Ahora tienes todo mal


, el 18 Enero 2017 | Leído 3676 veces

Mayor cantidad de gráficos e indicadores posibles, cuadros de mando sobrecargados de información inútil; simplemente para tranquilizar a usuarios que confían más en su automóvil que en el sistema de información de su empresa… los cuadros de mando decisionales que se aprendieron a construir en 2017 están desfasados. He aquí el porqué, y como remediar la situación.



¿Pasaste a cuadros de mando de adaptación? Ahora tienes todo mal
Pregúntele a un gerente qué desea para su cuadro de mando. Le responderá rápidamente que quiere concentrar un máximo de indicadores en el menor espacio posible, que quiere echar un vistazo, saber que todo está bien, y lo que va mal. En pocas palabras, le dirá que quiere estar tranquilo. Raros son los gerentes que le dirán que un cuadro de mando es una herramienta que ayuda a la toma de decisiones. Y, sin embargo, los primeros sistemas de “BI” antes de que fueran llamados así, tenían el nombre de SIAD (sistemas interactivos de ayuda a la decisión, pos sus siglas en francés). ¿Por qué no se supo hacerlos cambiar de buena manera?

Olvidemos por un momento los cuadros de mando informáticos, para volver a aquellos que vemos todos los días, o la mayoría de ellos en nuestros autos. La principal característica de un cuadro de mando automóvil es que la mayoría de los indicadores están apagados. El principio es en efecto para alertar únicamente cuando hay un problema, para que se pueda tomar una decisión.
Imagine que su automóvil está parpadeando como árbol de navidad, y que cada indicador le dice constantemente “todo está bien” … esto haría imposible concentrarse para conducir.

Hablemos ahora de un piloto de avión de combate. A más de mil kilómetros por hora, en pleno combate, observa en su casco la información que desea. Una vez más, imagina que la visera de su casco está llena de información inútil, que los indicadores le confirman que todo está bien, no le dicen que no hay ninguna decisión a tomar. Solamente la información que se necesita al momento, es tal vez la distancia y el ángulo de tiro de un avión enemigo. Que la presión de aceite y el nivel de kerosén sean perfectos, no aportan ningún elemento de decisión crucial, y perturban su concentración. Estos datos esenciales se muestran directamente en su campo de visión, como realidad aumentada, para permitirle consultar los datos, sin perder el foco de su mirada… cosa bastante importante cuando se pilota un avión a mil kilómetros por hora.

En el escenario de una situación crítica, son sólo los datos necesarios de toma de decisiones deben ser mostrados: que se trate de la detección de un misil para el piloto de combate, o un aumento de la temperatura del motor para nuestro automóvil

Y, sin embargo, si volvemos al tablero de mando de nuestro gerente, encontramos un árbol de navidad que nos reclama con la mayor cantidad de guirnaldas posibles, luminosas y destellantes, todas concentradas en una sola página… ¿Cómo tomar buenas decisiones con tanto ruido alrededor? De qué sirven todos esos indicadores que le dicen que no puede tomar ninguna decisión.

Dos reglas que deberían guiar la construcción de un buen cuadro de mando

Primera regla: No deben ser presentados en un cuadro de mando más que los datos que son útiles ante una toma de decisiones. Todos los indicadores que están en verde, deben ocultarse para permitirle concentrarse en lo que necesita una decisión de su parte. ¿Usted confía más en el cuadro de mando de su automóvil que en su sistema de información de la empresa? ¿Es necesario llenar su pantalla de indicadores en verde? Que te dicen “no sirvo para nada, todo va bien”. Si el medidor de gasolina no se enciende, sabe que su tanque está suficientemente lleno y esto le da confianza. ¿Por qué será diferente en un nivel de stock?
Lo ideal sería un cuadro de mando virgen, que indicara que todo va bien, que no hay decisiones a tomar, para que usted pueda pasar a otra tarea. O bien un cuadro de mando que se adapte a la situación, y que solo le presente el indicador cuando una acción es necesaria.

El objetivo no es tener un tablero repleto de indicadores, sino uno que no presente sino los indicadores que involucren una decisión necesaria: un cuadro de mando que comprenda y se adapte a su contenido.

Segunda regla: Un cuadro de mando debe ser evolutivo, y adaptarse automáticamente a la situación.

Los datos que necesita no son siempre los mismos. A principio de semana, para prever las acciones a corto plazo; a fin de mes para hacer un balance de las acciones precedentes; a principio de año para planificar a largo plazo… y si su tablero sabe cómo adaptarse él mismo a la situación, en lugar de mantenerse sin cambios u obligarlo a desarrollar más versiones diferentes.

El objetivo no es tener un solo tablero sin cambios, o varios tableros redundantes, sino un cuadro de mando adaptativo que cambia en función de la situación, y pone en relieve por sí mismo los indicadores correctos en el momento adecuado.

Pásese a un cuadro de mando adaptativo, como en un automóvil

El cuadro de mando adaptativo (relativo a que participa en la adaptación de un organismo en su entorno), ya es una realidad en el área automotriz. Y es justamente un comunicado de prensa de Ford que me ha dado la idea para este artículo.

Ford nos explica que, de hecho:

El nuevo Ford GT pasa al modo digital con su cuadro de mando que se adapta a la conducta

Ford ha dotado el nuevo Ford GT con un tablero digital ultra moderno que anticipa una tecnología que debería equiparse pronto a otros vehículos de la gama.

Al igual que la cabina del piloto de los aviones y de autos de carrera, el nuevo Ford GT dispone de una combinación de instrumentos totalmente digitales que presenta rápidamente los datos al conductor, de manera distinta según los cinco modos de conducta propuestas en el vehículo. Los ingenieros de Ford, de hecho, diseñaron un conjunto de medidores digitales de 10 pulgadas, elegantes y personalizables. El cuadro de mando muestra los datos ayudando al conductor a tomar decisiones eficazmente para que explote todo el potencial del Ford GT mientras está tras el volante.
Ford Performance se ha acercado a los proveedores de la vanguardia tecnológica en materia de muestra de datos. Los diseñadores e ingenieros de Ford igualmente han trabajado en estrecha colaboración con Pektron (diseño electrónico, desarrollo, implementación y fabricación) y Conjure (para el diseño gráfico) con la meta de crear un acabado vanguardista sutilmente animado.

Los cinco modos de conducta son fácilmente accesibles para las ordenes al volante, a fin de mantener los ojos en la ruta y las manos en el volante. Cada modo presenta la información de forma distinta, y jerarquiza las prioridades, determinando qué es crucial para cada entorno y adaptar la visualización al contexto.


Si todo esto es posible en la industria automotriz, ¿No será ya hora de cambiar nuestras prácticas de gerencia, y de inspirarnos de una industria más innovadora?

Esto no será fácil, lo reconozco… Hace algunos meses, yo estaba presentando en un banco importante, una herramienta de visualización gráfica de datos, y su módulo de data storytelling, así como los logros de Hans Rosling… la primera pregunta de la audiencia fue “¿será que podemos imprimirlo?” … el camino será largo.

Pero créanme, si usted concibe mañana los cuadros de mando adaptativos, que sabrán limitarse a los indicadores sobre los cuales una decisión debe ser tomada, les regresa el servicio y mejora la productividad de sus usuarios.




Comentarios

1.Publicado por Ramiro AgrazDirector de Desarrollo de Negocio, Marketing y Comunicaciones en IIC el 20/01/2017 18:45
Buen ejemplo de Decideo: los pilotos y en especial los de combate reciben multitud de información que los sistemas tienen que filtrar y analizar en tiempo record. Eso es lo que les pasa a las empresas en épocas fuertes, y es la frontera entre el éxito y el fracaso. De:


Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Usted puede comentar o proporcionar más información a todos los artículos de este sitio. Los comentarios son libres y abiertos a todos. Sin embargo, nos reservamos el derecho a eliminar, sin previo aviso ni explicación, todo comentario que no cumpla con nuestras normas internas de funcionamiento, es decir, cualquier comentario difamatorio o sin relación con el tema del artículo. Así mismo, los comentarios anónimos son eliminados sistemáticamente si son demasiado negativos o muy positivos. Exprese sus opiniones, compártalas con los demás y asúmalas. Gracias de antemano. Igualmente, agradecemos tener en cuenta que los comentarios no sean enviados automáticamente a los redactores de cada artículo. Si usted desea realizar una pregunta al autor de un artículo, contáctelo directamente, no utilice los comentarios.


Twitter
Rss
LinkedIn
Google+
Facebook
Pinterest