Decideo: Noticias sobre Inteligencia de Negocios, Big Data, Data Science, Data Mining


Actualidades y análisis

Business Intelligence: ¿La innovación se ha estancado?


, el 25 Mayo 2019 | Leído 1122 veces

Después del shock de fines de los años 2000, la década de 2010 ve el surgimiento de la Inteligencia Empresarial (Business Intelligence) ágil y conceptos como la movilidad, la visualización gráfica, la narración de historias de datos (data storytelling), el lenguaje natural y el análisis predictivo. Pero, desde hace algún tiempo, el ritmo de la innovación parece desacelerarse. En todo caso, esa es la percepción de numerosos analistas y usuarios. ¿Hemos llegado al final de un ciclo? ¿Sobre qué deberían trabajar los desarrolladores de programas para retomar la iniciativa?



Foto Jamie Street / Unsplash
Foto Jamie Street / Unsplash
Hace una década, el mundo de las herramientas de Business Intelligence estaba en plena revolución. Rebobinemos un poco. Estamos en 2008 y una ola de adquisiciones sin precedentes toca el sector de las herramientas de informe de datos (reporting) y análisis de datos. Las adquisiciones se sucedieron una tras otra, siendo las más importantes Hyperion por parte de Oracle, Business Objects por parte de SAP y Cognos por parte de IBM. Para entonces, muchos de los proveedores más pequeños ya habían sido absorbidos.
La década de 2010 se inicia entonces con un nuevo panorama: un mercado de herramientas de reporting convertidas en productos e integradas a grandes plataformas; unos pocos desarrolladores independientes, Microstrategy o Information Builders, de los que uno se preguntaba cada semana cuándo iban a ser comprados, y que finalmente están todavía allí diez años después; y sobre todo nuevos proveedores, cuyo crecimiento se ha apoyado en la concentración descrita previamente, Qlik y Tableau por ejemplo.

Una década rica en progresos para el usuario

Las « estrellas » de esta inteligencia de negocio por autoservicio son Qlik, Tableau, TIBCO Spotfire y Microsoft PowerBI principalmente. A ellos solamente les pertenece la mayor parte del mercado mundial. La mayoría existía antes de 2008, pero es el espacio que dejaron vacante las mencionadas adquisiciones de herramientas de reporting el que les ha permitido ganar partes importantes del mercado, de la mano de los usuarios corporativos.

Muchos progresos fueron desarrollados durante la mencionada década y las herramientas de «self-service BI» se han impuesto, por las buenas o por las malas, en las empresas. Estas han modificado la organización, la repartición de roles y han apoyando el surgimiento de la economía de datos en la que estamos inmersos. Sin sus herramientas y sus capacidades de análisis y representación gráfica, sería imposible tomar tantas decisiones cotidianas, basadas en los datos.

Las principales funcionalidades que hemos visto desarrollarse durante la década son:
- La simplificación extrema de las interfaces usuario: mientras que era necesario un informático para cada evolución de los reportes Business Objects y Cognos, manipular hoy en día las herramientas de BI ágil está al alcance de cualquier usuario de Excel.
- La representación gráfica encontró su lugar, no como un accesorio, sino en el corazón de la navegación entre los datos. En Tableau, Qlik y Spotfire, esta es un punto de entrada y de descubrimiento de datos.
- La integración a funcionalidades avanzadas de modelado o de análisis predictivo a través de funciones o de ingreso de código Python o R.
- El acceso, más o menos completo, a los datos y a los análisis en situación de movilidad, a través de teléfonos y tabletas.
- En cambio, la mayoría de estas soluciones siguen siendo concebidas para un uso individual, lo cual ha producido su éxito. Todas han desarrollado extensiones de tipo servidor, pero no están tan bien integradas a las plataformas de las empresas como las herramientas de reporting que las precedieron.
Pero después de aproximadamente un año, se multiplican las preguntas sobre el futuro de las herramientas de Business Intelligence y la relativa ausencia de innovaciones a partir de estos dos últimos años.
¿Qué está pasando entonces? ¿Una simple pausa después de años de nuevas funcionalidades? ¿O un verdadero final de ciclo que nos va a obligar a inventar la próxima etapa a partir de una hoja en blanco?

Lo que deja una impresión de inacabado... y que podría ser mejorado

Por supuesto, sigue siendo posible enriquecer el vocabulario gráfico de todas estas herramientas y agregar aún más modelos nuevos. Pero estos no serán relevantes sino para algunos usuarios avanzados. El nivel general alcanzado por los grandes programas referidos previamente es excelente. Las diferencias entre las herramientas se relacionan más con la ergonomía que con funcionalidades clave. Claro, la plataforma que eventualmente será retenida por el cliente tendrá el poder de orientarlo hacia una herramienta de BI determinada. De esta manera, una empresa que haya apostado por la plataforma de Microsoft para sus bases de datos tendrá todo el interés de escoger Power BI como herramienta de análisis.

Conjugar el análisis por autoservicio y la gobernanza de datos

Este es sin duda el punto más delicado constatado en el conjunto de proyectos y organizaciones. Mientras más autónomos son los usuarios, más analizan sus datos y más se saltan o se ignoran las reglas de gobernanza de datos. El ejemplo más flagrante es la falta de aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Si bien el reglamento debe aplicarse para el conjunto de datos personales de la empresa, la mayoría de las veces los archivos extraídos por analistas profesionales, conservados en sus puestos de trabajo, en sus directorios compartidos, o almacenados en un data lake, no están conectados a la base de datos de consentimientos, no son cartografiados y los tratamientos realizados no son referenciados en el registro de actividades de tratamiento.
Adicionalmente, los datos de referencia son frecuentemente ignorados por las aplicaciones decisionales, así como la generación automática de metadatos que permiten guardar un registro de la traza del conjunto de modificaciones.
Hasta la fecha, la combinación de la agilidad de los análisis por autoservicio con los datos almacenados en los nuevos espacios de almacenamiento (NoSQL, Hadoop, etc.) no respeta en absoluto las reglas legales y de gobernanza de datos personales y de datos de referencia.
Ojo, esto no debe reprochársele únicamente a las herramientas de BI, sino también a la falta de toma de conciencia de los usuarios y a la debilidad de las soluciones de BI ágil en materia de administración de datos.

Ir más lejos en materia de narración de historias de datos

Tableau, así como también Qlik y Microsoft, han desarrollado herramientas que permiten narrar historias de datos a los usuarios. Pero después de haber invertido varios años de investigación en el tema, el resultado parece incompleto. La idea de incluir una herramienta de presentación en una herramienta de BI es interesante. Pero las versiones actuales propuestas son todavía en gran medida insuficientes. Hacen falta numerosas funciones de base para las herramientas de presentación y no existe actualmente ninguna herramienta de ayuda a la concepción de presentaciones, es decir, de asistencia a la implementación de una metodología de narración de historias de datos. Ahora bien, desde hace aproximadamente dos años, los desarrolladores parecen haber abandonado el desarrollo de nuevas funciones de data storytelling. ¡Es una lástima!

Formular preguntas en lenguaje natural

Popularizado por Apple Siri, Amazon Alexa o incluso Google Home, el reconocimiento vocal se combina ahora con la comprensión de las preguntas formuladas, con el fin de servir de interfaz a su herramienta decisional. Puede ser que las próximas generaciones de profesionales preferirán hablarle a la computadora... pero para los analistas actuales es una pérdida de tiempo. Es prácticamente como si este artículo se dictase a una computadora. El proceso de creación de contenido (un artículo, así como una solicitud) es la conexión entre el pensamiento y la expresión de esa necesidad a través de los dedos que se desplazan sobre el teclado. Las dos velocidades están coordinadas. Si uno reemplaza la expresión en el teclado por la expresión oral, el proceso en conjunto debe ser reaprendido. Es por esto que el uso actual de estas soluciones de lenguaje natural no nos parece... natural... Y por esto la mayoría de los usuarios vuelve al teclado. Allí también, simplemente estamos en medio del vado, y los desarrolladores de programas deben todavía mejorar en gran medida sus soluciones.

Conectar las decisiones a las herramientas operacionales

Volvemos aquí un poco a la primera constatación relativa a la gobernanza. Las herramientas decisionales requieren estar conectadas a las herramientas operacionales. Pasamos de la asistencia a la toma de decisiones automatizada. Es lo que se llama automatización robótica de procesos (RPA). Pero para ello, a la vez por razones de seguridad y de gobernanza, estas herramientas decisionales deben ser supervisadas, y sus resultados no pueden ser directamente transformados en decisiones sin un mínimo de control. Este control no agrada a los usuarios, quienes ven un retroceso en la agilidad de las herramientas. Es sin embargo indispensable. Y a la hora de las discusiones en las empresas, es a la vez inquietante y triste constatar que las dificultades de comunicación entre la dirección informática y las direcciones del negocio no han mejorado después de varias décadas. La creación de direcciones de « data », la designación de un CDO (Chief Data Officer), a veces en competencia voluntaria o involuntaria con el CIO (Chief Information Officer), el establecimiento de una estrategia de empresa orientada a los datos, todo esto es imposible de realizar sin coordinación. La agilidad de las herramientas de BI es una cualidad esencial, pero puede ser un freno a la implementación de buenas prácticas. Los desarrolladores deberán preocuparse tanto del despliegue de sus soluciones en empresa como de la conquista de nuevos usuarios.

Entonces ¿acaso esta innovación se ha estancado? ¿Hemos alcanzado el fin de un ciclo? ¿O los desarrolladores de programas pueden todavía mejorar ciertos aspectos?

¿Qué piensa usted? Usuarios o proveedores, los comentarios están abiertos para ustedes. A condición de que sean constructivos y no simplemente del tipo « mi producto es el mejor del mundo »... ¡en eso hace tiempo que no creen los usuarios!




Nuevo comentario:
Twitter

Usted puede comentar o proporcionar más información a todos los artículos de este sitio. Los comentarios son libres y abiertos a todos. Sin embargo, nos reservamos el derecho a eliminar, sin previo aviso ni explicación, todo comentario que no cumpla con nuestras normas internas de funcionamiento, es decir, cualquier comentario difamatorio o sin relación con el tema del artículo. Así mismo, los comentarios anónimos son eliminados sistemáticamente si son demasiado negativos o muy positivos. Exprese sus opiniones, compártalas con los demás y asúmalas. Gracias de antemano. Igualmente, agradecemos tener en cuenta que los comentarios no sean enviados automáticamente a los redactores de cada artículo. Si usted desea realizar una pregunta al autor de un artículo, contáctelo directamente, no utilice los comentarios.


Twitter
Rss
LinkedIn
Google+
Facebook