Decideo: Noticias sobre Inteligencia de Negocios, Big Data, Data Science, Data Mining


Actualidades y análisis

El algoritmo de la felicidad


, el 5 Enero 2018 | Leído 1329 veces

Mo Gawdat, director de negocios de Google [X], es el creador de una nueva forma de buscar la felicidad ininterrumpida que todos anhelamos. Nada que ver con religión, meditación, yoga u otra disciplina espiritual. Pues la formación y expertise de Mo como ingeniero lo han llevado a la creación de un algoritmo para alcanzar un estado de felicidad, tras doce años de investigación, basándose en una metodología de lógica repetitiva y escalable, similar a la metodología utilizada en el campo de ingeniería, y que hoy plasma en su reciente libro “Solve for Happy: Engineering Your Path to Joy”. Dicha obra es dedicada a su hijo Ali Gawdat, quien falleció en el año 2014. Trágico hecho que pone a prueba definitiva su algoritmo. Ahora Mo Gawdat tiene como misión compartir su algoritmo alrededor del mundo para ayudar a miles de millones de personas a que sean más felices, ¿se apunta a esta misión?



¿La felicidad, una ecuación?

Photo by Tim Stief on Unsplash
Photo by Tim Stief on Unsplash
Así es. La muerte inesperada de su hijo Ali mientras disfrutaba de unas vacaciones en familia, llevó al ejecutivo de Google, a elegir entre sufrir por el resto de su vida ante la pérdida de quien a su vez era su ser más querido, mentor y mejor amigo, o a aceptar la vida con tan difícil situación. La fórmula de la felicidad que plantea Mo Gawdat es simple. Se trata de una diferencia entre la percepción de los acontecimientos en la vida y las expectativas de cómo la vida debiera ser. Si el resultado de esta resta es mayor o igual, ¡voilà, carita feliz! De lo contrario, carita triste si el resultado de esta resta es negativo.

De acuerdo con el director de negocios de Google X, estamos entrenados para sufrir en el mundo moderno en el cual vivimos. En este actual mundo, la felicidad, según Mo, aparece cuando lo que nos sucede en la vida iguala o supera las expectativas de como dichos sucesos deberían ser. Parece simple pensar que se trata de que el ser feliz en todo momento, es buscar tener entonces bajas expectativas para que la ecuación sea siempre positiva?. Desafortunamente sí, pero no del todo es conformismo o mediocridad.

El algoritmo de la felicidad
Mo Gawdat define como un "mito" aquella mentalidad transmitida de generación en generación, por padres y abuelos, quienes siempre nos han inculcado estudiar con juicio para luego obtener una profesión y "ser alguien en la vida" y con ello, poder trabajar en una prestigiosa compañía para lograr ser exitosos, y entonces solo así poder llegar a ser felices. El mito aquí es: creer que el éxito es más importante que la felicidad. Pero, cuántos casos no se han visto, de "personas exitosas" que realmente no son felices que hasta terminan suicidándose. Es decir, encontramos muchos casos de emprendedores exitosos, pero que no son felices y muchos seres que son felices sin ser emprendedores exitosos.

Si la ecuación planteada por Mo Gawdat, es tan simple, entonces ¿por qué es tan difícil encontrar la felicidad y por qué no somos felices todo el tiempo? ¿Qué es lo que está mal? La respuesta es sencilla: porque simplemente estamos buscando la felicidad en el lugar equivocado. Más sin embargo, el camino para encontrarla no es fácil. En carne propia Mo ha vivido dicha situación. Desde muy temprana edad, él ha sido una persona "afortunada": automóviles de colección, bienes, educación, dinero, reconocimientos, una vida entre los Emiratos Árabes y Estados Unidos y una bella familia. A la edad de 28 años ya había logrado ser un prestigioso ejecutivo. Más sin embargo, entre más logros obtenía más infeliz se sentía. Fue así como en el año 2001 empieza a atacar el problema relacionado con la felicidad, pero desde su punto de vista como hombre de negocios e ingeniero. Un punto de vista lógico, matemático y científico, el cual busca entender cómo el cerebro capta y procesa la alegría y la tristeza.

La felicidad, una fórmula orientada a datos

La teoría del ingeniero de Google se centra en considerar al cerebro del ser humano como un sistema operativo o líneas de código, en donde, en términos tecnológicos, la felicidad está definida como un estado por default. Dicho en sus propias palabras, todo ser humano nace feliz. Al nacer no necesitamos de juguetes o de video juegos para ser felices. Podemos jugar con los dedos de nuestros pies y ser felices. Pero dado el caso que el sistema falle -el cerebro- con respecto a la felicidad, la idea es recurrir a un modelo, como cuando se ejecuta un software, para encontrar qué es lo que hace falta para lograr que la máquina -el cerebro- vuelva a su estado de felicidad definido por defecto, dicho en otras palabras, resetearlo, un Ctrl-Alt-Del. En su modelo, Mo define la felicidad como la ausencia de tristeza y él establece que el cerebro humano compara permanentemente los sucesos de la vida con nuestras expectativas. Esta diferencia viene a nuestro cerebro una y otra vez. Cuando usted es infeliz, el cerebro le dice que algo necesita modificarse ya que las expectativas no igualan a lo sucedido en la realidad y esa forma de pensar es la que nos lleva al estado de infelicidad. Tres tipos de pensamientos se producen en el cerebro: el pensamiento profundo el cual obedece a la parte del cerebro que se dedica a resolver los problemas, el segundo es el pensamiento experimental o empírico el cual funciona cuando, por ejemplo, se hace meditación, y el tercero es el "malvado" incesante a partir del cual se genera el sufrimiento una y otra vez y dejamos que esta parte gobierne nuestros pensamientos.

El terrible suceso que pone a prueba el algoritmo de Mo Gawdat es la muerte de su propio y sabio hijo Ali, de 21 años, quien, encontrándose junto con sus padres en Dubái para compartir unas vacaciones en familia, tiene que ser conducido de urgencias al hospital por una apendicetomía, pero desafortunadamente el cirujano comete varios errores en dicha operación y Ali muere. Aplicando su propio algoritmo a este lamentable suceso, Mo no logra reír de dicha situación, por el contrario, él consigue lograr un estado de calma, tranquilidad y serenidad, ante la muerte de su hijo, con quien Mo solía jugar video juegos, tocar música y hacer muchas otras actividades más. 17 días después del fallecimiento de su hijo, a la vez su mentor y mejor amigo, Mo se dedica a escribir, sin parar, su libro “Solve for Happy: Engineering Your Path to Joy” y en el término de cuatro meses consigue ser publicado en más de 20 idiomas.

El modelo 6-7-5

Mo explica que debemos aprender a manejar 6 grandes ilusiones para funcionar apropiadamente: el pensamiento, conocimiento, ego, tiempo, control y el miedo; evitar 7 ángulos muertos o puntos ciegos: filtros, suposiciones, recuerdos, previsiones, etiquetas, emociones y exageraciones; estos 6 y 7 aspectos deforman nuestra visión de la vida y acoger 5 máximas verdades: el cambio, el amor, el presente, la muerte y la creación.

Mo ha enseñado su teoría de Solve for Happy, a miles de Googlers cambiándole la vida a más del 90% de aquellas personas que han recibido dicho formación, la cual también se ha expandido a otras empresas como Salesforce o Mastercard. Su misión es hacer expandir su algoritmo, a través de su libro, de la fundación onebillionhappy.org y el movimiento #onebillionhappy para lograr que el contador de personas más felices en el mundo siga creciendo exponencialmente.




Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Usted puede comentar o proporcionar más información a todos los artículos de este sitio. Los comentarios son libres y abiertos a todos. Sin embargo, nos reservamos el derecho a eliminar, sin previo aviso ni explicación, todo comentario que no cumpla con nuestras normas internas de funcionamiento, es decir, cualquier comentario difamatorio o sin relación con el tema del artículo. Así mismo, los comentarios anónimos son eliminados sistemáticamente si son demasiado negativos o muy positivos. Exprese sus opiniones, compártalas con los demás y asúmalas. Gracias de antemano. Igualmente, agradecemos tener en cuenta que los comentarios no sean enviados automáticamente a los redactores de cada artículo. Si usted desea realizar una pregunta al autor de un artículo, contáctelo directamente, no utilice los comentarios.


Twitter
Rss
LinkedIn
Google+
Facebook