Decideo: Noticias sobre Inteligencia de Negocios, Big Data, Data Science, Data Mining


Actualidades y análisis

El fraude de los 'influencers': se ganan la vida a cuestas de millones de seguidores falsos


, el 5 Abril 2018 | Leído 494 veces

Los falsos 'influencers', aquellos perfiles de las redes sociales capaces de influir en las decisiones de compra de sus 'supuestos' seguidores, mueven billones de dólares, logran engañar a las agencias de marketing haciéndoles creer que son ideales para sus lanzamientos, campañas y vender los productos de las grandes marcas hacia el público donde éstas no pueden llegar.



Photo by Mariya Georgieva on Unsplash
Photo by Mariya Georgieva on Unsplash
Pero todo es una farsa. Una comunidad construida mediante la compra de falsos 'me gusta' con seguidores que no existen. Un proyecto logra desmantelar el gran fraude de 'influencers' de las redes sociales cada vez más contaminadas.

El mercado corrupto de 'influencers' en las redes sociales

Este tipo de fraude es cada vez más fácil de cometer en las redes sociales. Son perfiles creados en Facebook, Instagram u otra plataforma social, los cuales dicen tener cientos de miles de seguidores, fans, 'me gusta' y comentarios para así llamar la atención de las agencias de marketing y obtener beneficios económicos de campañas publicitarias, financiar viajes, tener invitaciones a restaurantes, eventos y recibir lujosos regalos. Pero la realidad es que las agencias y marcas están siendo víctimas de un fraude con los influencers que crecen de forma rápida y artificialmente a través de la compra masiva de seguidores que no existen. Muchos de estos son 'bots' o perfiles falsos automatizados que simulan ser personas reales con nombres inventados y fotos robadas, otros inclusive son el producto de robo de identidades de usuarios reales.

Así lo quiso demostrar la agencia española especializada en el marketing con influencers, H2H Human to Human, que creó un nuevo perfil en Instagram contratando a una actriz e hizo crecer artificialmente su 'nueva comunidad' comprando planificadamente paquetes masivos de falsos seguidores, me gusta y comentarios por tan solo 500 euros. A la tercera semana de este proyecto, la falsa influencer, que contaba con 30 mil seguidores falsos comprados de manera planificada para no levantar ninguna sospecha, empezó a recibir ofertas comerciales y a ser contactada por agencias y marcas para ofrecerle campañas remuneradas y otros tipo de colaboraciones, éstas últimas -las agencias- no tomaron ninguna medida de la idoneidad de la supuesta influencer. Un fotógrafo profesional y una estilista de moda se unieron también a este proyecto de cuatro meses de la agencia H2H para generar todo el contenido de alta calidad necesario y así pasar por desapercibidos ante la red social sin generar ningún tipo de sospechas.

Con cien mil seguidores fantasmas y un millón de likes falsos, esta influencer logra que le regalen ropa, tener noches en hoteles gratis, taxis a su disposición, comidas y cenas para ella y sus amigos sin costo alguno, invitaciones a grandes eventos de moda, e infiltrarse dentro del mundo de los influencers. Cuatro meses fue el tiempo suficiente para crear una falsa 'influencer' y en el que varias agencias cayeron en la trampa. Luis Díaz, CEO de la agencia H2H líder de este proyecto señala "el objetivo de este proyecto es simplemente destapar lo que existe en realidad en el mundo del influencer que parece que nadie ve".

Las agencias y marcas: víctimas o cómplices

Un gran porcentaje de las marcas hacen uso de los influencers para sus estrategias de marketing sobre las diferentes plataformas de redes sociales. Mas sin embargo, el marketing de influencers se está convirtiendo en una pesadilla con influencers impostores. Pero, ¿quién es responsable de toda esta farsa? Luis Díaz indica al respecto: "la responsabilidad es de todos nosotros, de las marcas, de las agencias … tenemos que luchar contra este tipo de fraude por la profesionalización del influencer marketing".

El resultado del proyecto de la agencia H2H, que desmantela la red de falsos influencers, se resume primero, en el libre acceso a un sin número de productos y servicios a los que los influencer pueden conseguir; segundo, la facilidad de comprar seguidores, fans, comentarios, me gusta, para cualquier red social con tan solo una mínima inversión de dinero y así obtener una comunidad gigante y una falsa fama en internet. Finalmente, la falta de regulación y control en una industria que mueve billones de dólares a nivel mundial sin que las agencias se tomen la molestia de analizar la calidad o autenticidad del supuesto indicador de popularidad de los que dicen influir en sus campañas publicitarias.

Propagación masiva de desinformación

Por otra parte, el gran fraude de las redes sociales también se expande hacia la venta de seguidores falsos a celebridades, modelos, políticos de todo el mundo y a cualquiera que quiera convertirse fácilmente en influencer, y si quiere comprobarlo usted mismo, haga una búsqueda en Google digitando 'compra de seguidores' en Facebook, Instagram o Twitter.

Estos perfiles fraudulentos o bots han logrado influir en los usuarios del común a través de mensajes virales engañosos que son propagados en las redes y que a la vez resultan ser compartidos por millones de usuarios que no se dan cuenta de la falsedad de la noticia, contaminando así las redes sociales. El impacto generado ha sido el caos y la confusión e inclusive interferir en el campo político como sucedió con las pasadas elecciones presidenciales estadounidenses.

Falsos influencers, filtración de datos, como el reciente caso Facebook y Cambridge Analitica y la manipulación irregular de información han sido los escándalos mayores que azotan últimamente a las redes sociales cuyas medidas tomadas para combatirlos no han sido suficientes para detener la propagación de mentiras, engaños, cuentas fraudulentas y la difusión masiva de desinformación.




Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Usted puede comentar o proporcionar más información a todos los artículos de este sitio. Los comentarios son libres y abiertos a todos. Sin embargo, nos reservamos el derecho a eliminar, sin previo aviso ni explicación, todo comentario que no cumpla con nuestras normas internas de funcionamiento, es decir, cualquier comentario difamatorio o sin relación con el tema del artículo. Así mismo, los comentarios anónimos son eliminados sistemáticamente si son demasiado negativos o muy positivos. Exprese sus opiniones, compártalas con los demás y asúmalas. Gracias de antemano. Igualmente, agradecemos tener en cuenta que los comentarios no sean enviados automáticamente a los redactores de cada artículo. Si usted desea realizar una pregunta al autor de un artículo, contáctelo directamente, no utilice los comentarios.


Twitter
Rss
LinkedIn
Google+
Facebook