Decideo: Noticias sobre Inteligencia de Negocios, Big Data, Data Science, Data Mining


Actualidades y análisis

Implantes electrónicos: reemplazarán las llaves, billeteras y ayudarían a encontrar a los menores desaparecidos


, el 6 Julio 2018 | Leído 313 veces

Cerca de 3 000 personas en Suecia se han dejado seducir por los implantes y no precisamente, por implantes de silicona de la cirugía plástica. Son implantes electrónicos o chips que usan la misma tecnología de las tarjetas bancarias. Son del tamaño de un grano de arroz y se incrustan subcutáneamente para ser usados como llaves para ingresar a los hogares u oficinas, desbloquear celulares o para ser usados como dispositivos de identificación e incluso como tiquetes de tren. Una nueva tecnología para identificar a las personas y compartir datos que hasta podría dejar obsoleto el uso de llaves, escarapelas, tarjetas plásticas, monedas y billeteras.



Del piercing al implante electrónico

Implantes electrónicos: reemplazarán las llaves, billeteras y ayudarían a encontrar a los menores desaparecidos
Simple, rápido y doloroso como ponerse un piercing. De hecho, las personas que tatúan o perforan el cuerpo humano son los que ahora se dedican a implantar estos dispositivos electrónicos en el marco de ferias tecnológicas conocidas con el nombre de "implant party" que se llevan a cabo en Suecia desde el 2015. Este país escandinavo de Europa del Norte con aproximadamente 10 millones de habitantes, es una nación pionera y apasionada por la tecnología disruptiva, indiferente a la humanidad aumentada o a una posible intrusión tecnológica en el cuerpo de los humanos y donde compartir los datos personales no es tan polémico como en otros países del planeta.

¿El comienzo de la transformación ciborg?

En tan solo unos segundos y con una jeringa, miles de suecos se han insertado el chip subcutáneo, principalmente en las manos o antebrazos, para almacenar los datos personales en un diminuto dispositivos que sólo emite data cuando las partes del cuerpo, donde está insertado este chip, se colocan a una distancia de dos centímetros, sobre un lector NFC (Near Field Communication); la llave para probar nuevas formas de vida que les facilita diversos aspectos de la vida cotidiana: identificarse, desbloquear celulares, abrir las puertas de los hogares, ingresar a las oficinas, entrar a los gimnasios, reemplazar las tarjetas de crédito/débito, comprar colaciones en las máquinas distribuidoras de snacks o gaseosas , escanease con el celular para acceder directamente a las redes sociales, hasta reemplazar los tiquetes para presentar al momento de usar el tren… en fin, acceder a toda una data almacenada bajo la piel.

Muchas empresas de Suecia ya están preparadas tecnológicamente para utilizar los pagos sin contacto y han implementado la nueva infraestructura para aceptar los pagos directamente con el uso de implantes tecnológicos en la piel de sus clientes; finalmente al lector NFC no le interesa si lo que está leyendo es un chip en una tarjeta o un chip insertado bajo la piel.

Hasta ahora es la primera generación de estos dispositivos con uso comercial. Los riesgos de piratería son altos, pues sólo basta pasar discretamente un teléfono celular para leer los datos; problemática que se mejorará muy probablemente con técnicas de cifrado para proteger el acceso a la información almacenada en estos implantes electrónicos. Otros riesgos asociados son los de tipo médico paradójicamente, pues una de las principales aplicaciones de los implantes subcutáneos es la relacionada con la salud.

¿Vigilancia por doquier?

Es bien cierto que la utilización de estos chips subcutáneos, por ahora es limitada y con muchos interrogantes de tipo ético. Mas sin embargo, las aplicaciones son prometedoras e ilimitadas para la transformación personalizada y la integración electrónica en el cuerpo humano. El principal uso es de tipo médico para obtener la información relacionada con la salud (ritmo cardiaco, temperatura corporal, nivel de azúcar, etc.) y así acceder a toda esta data de forma inmediata en los casos de urgencias médicas. Otros usos obedecen a acceder al transporte en común, ingresar a restaurantes e ingresar a la oficina, y muchos otros nuevos usos habrán para estos chips del transhumanismo (la convergencia de estas tecnologías aplicadas en el ser humano). Nuevamente la pregunta acerca de los datos, ¿y éstos dónde quedan almacenados?

Vale la pena mencionar que estos chips subcutáneos son usados desde hace varios años en los animales en países como Estados Unidos y Francia. Especialmente, para los animales domésticos como los gatos o perros. Los datos de estos animales (nombre, fecha de nacimiento, propietario, dirección, edad, vacunas, género, por ejemplo), son recolectados por las sociedades administradoras de las veterinarias, entidades encargadas de centralizar y actualizar toda esta información.

Uno de los usos prometedores pero polémicos aun de esta tecnología, es la relacionada con la geolocalización de seres humanos: especialmente en los pacientes que sufren de Alzheimer que se extravían y en la desaparición de los niños.

Con respecto a los menores que se extravían. Todos los días alrededor del planeta, desaparecen niños. Escalofriantes y tristes son las cifras que presenta a continuación el centro internacional de menores desaparecidos y explotados sexualmente, -ICMEC- una organización internacional no gubernamental que lucha contra la desaparición, explotación y abuso sexual en los menores a nivel global. En el mundo al año, el número de menores de edad que desaparecen son:

20 000 en España · 464 000 en Estados Unidos · 40 000 en Brasil · 96 000 en India · 45 000 en Rusia · 19 956 en Corea del Sur · 45 609 en Canadá · 60 045 en el Reino Unido · 25 000 en Australia

En el caso de que tener niños menores de edad, ¿aceptaría usted colocar un implante electrónico bajo la piel de sus hijos para poderlos ubicar en caso de que se extravíen? O acaso ¿considera que es una intrusión más a la vida privada? ¿Le preocupa no contar con un sistema de codificación altamente fiable para proteger la información bajo la piel de su hijo? ¿estarían sus niños expuestos a otro tipo de robo con estos implantes electrónicos? Para reflexionar …




Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Usted puede comentar o proporcionar más información a todos los artículos de este sitio. Los comentarios son libres y abiertos a todos. Sin embargo, nos reservamos el derecho a eliminar, sin previo aviso ni explicación, todo comentario que no cumpla con nuestras normas internas de funcionamiento, es decir, cualquier comentario difamatorio o sin relación con el tema del artículo. Así mismo, los comentarios anónimos son eliminados sistemáticamente si son demasiado negativos o muy positivos. Exprese sus opiniones, compártalas con los demás y asúmalas. Gracias de antemano. Igualmente, agradecemos tener en cuenta que los comentarios no sean enviados automáticamente a los redactores de cada artículo. Si usted desea realizar una pregunta al autor de un artículo, contáctelo directamente, no utilice los comentarios.


Twitter
Rss
LinkedIn
Google+
Facebook