Decideo: Noticias sobre Inteligencia de Negocios, Big Data, Data Science, Data Mining


Opiniones de expertos

Mis predicciones para 2019: Objetos, datos pero sobretodo algoritmos


, el 2 Febrero 2019 | Leído 388 veces

En el corazón del ciclo compuesto por objetos, datos y algoritmos, los datos son el componente esencial. Pero no olvidemos a los algoritmos, cuya explicabilidad y auditabilidad, se convertirán en el 2019 en un elemento estratégico. Un gobierno de datos, pero también de estos algoritmos; y algunas miradas a título informativo en dirección a la informática cuántica: a continuación lo que me parece importante para 2019 en el mundo de la ciencia de datos.



Inicio del año, período de promesas, pero igualmente tradición de previsiones. Las empresas de software se consagran a un ejercicio complejo: prever el futuro a corto plazo, o más precisamente prever el futuro que les conviene y que pondrá en relieve "tendencias" que están, como por casualidad, perfectamente en fase con las soluciones que proponen. Un trabajo de compilación de las diferentes previsiones, complejo y a fin de cuentas poco interesante, pondrá en relieve sin duda el hecho de que todo, y su contrario, se prevé finalmente para este año 2019. Ahora bien, si ellos pueden hacerlo, por qué no compartiría yo también mis predicciones, o más modestamente, lo que considero importante de posicionar sobre su hoja de ruta en el 2019 y por lo tanto lo que posicionaré en la mía.

Una economía cada vez más orientada a los datos, de ahí la importancia confirmada de una estrategia de recolección, almacenamiento y análisis de datos.

Ninguna empresa seria puede en el 2019 hacer caso omiso de los datos que es susceptible de recolectar de sus clientes, de sus herramientas de producción, de su personal, etc. Todo o casi todo puede generar datos. El desarrollo del Internet de las Cosas (IoT), principalmente su versión industrial (IIoT) permite "hacer hablar" a objetos inanimados, es decir, hacerlos emitir datos; un camión de suministro, la tarjeta de acceso, el recorrido del cliente... las posibilidades son infinitas. E incluso si uno no tiene todavía conciencia de las posibles aplicaciones lo más importante es recolectar los datos. Incluso poniéndolos en espera en una herramienta adaptada como el lago de datos (data lake), antes de estructurarlos y luego analizarlos, llegado el momento, en un almacén de datos (data warehouse) clásico.

¡Y no es sino en el momento en el que usted sabrá cómo utilizarlos que se dará cuenta de que no recolectó suficientes! Esto toma tiempo, y no hay manera de acelerarlo. Entonces, en el 2019, aproveche todas las oportunidades, recolecte un máximo de datos, organícelos en un lago de datos y prepárese para analizarlos.

Estos datos son uno de los tres componentes de un ciclo de valor agregado compuesto por: objetos, datos y algoritmos. Los datos son hoy en día esencialmente generados por sistemas automatizados. En el mundo pueden contarse en el orden de los millardos estos objetos conectados, primordialmente en el mundo industrial. Almacenados en un lago de datos, estos futuros Geopbytes de datos deben luego ser analizados. Este es el rol de los algoritmos. Y estos algoritmos, que ciertas personas se atreven a llamar erróneamente de "inteligencia artificial" son en realidad sistemas automatizados. Toman decisiones complejas, programados por seres humanos, pero las toman a toda velocidad. Y transmiten estas decisiones a los objetos conectados, los cuales pilotan. De ahí el ciclo representado por el diagrama anterior.

Los algoritmos: esos seres animados que usted no comprende bien, ¡lo cual es grave!

Philippe Nieuwbourg
Philippe Nieuwbourg
Pero qué son entonces esos pequeños seres extraños llamados "algoritmos". Estos no son en realidad sino métodos, procesos, descritos a través de un lenguaje de programación. Nada de misterioso entonces. A condición de que estén bien localizados, documentados, referenciados; que llevemos el registro de su existencia; y que controlemos un mínimo de su funcionamiento.
No hay nada de mágico en un algoritmo, está definido por el hombre, y programado de acuerdo a esto (hoy en día por el hombre, mañana por una máquina que sabrá transformar un algoritmo en un programa). Pero sí se desarrollan muchos, todos o casi todos los días.
Y estos se encargan de realizar tareas cada vez más estratégicas: otorgar o no un préstamo a un cliente, validar o rechazar una inversión, calcular la tasa de un crédito, calcular una prima de seguros, determinar cuáles clientes serán recompensados por su fidelidad, cuáles candidatos serán recibidos para una entrevista, etc.
No gestionar estos algoritmos, es un poco como si usted contratara empleados sin hacer una lista de ellos, sin saber dónde están, qué hacen, cómo lo hacen, sin controlarlos... ¡esto sería absurdo y usted no lo haría! Entonces, tampoco deje que esto pase con sus algoritmos.

En términos de algoritmos, las palabras nuevas que debe incluir en su vocabulario serán:
- Cartografía: saber qué algoritmos hacen qué cosa, con cuáles datos, para responder a cuáles preguntas, y tomar cuáles decisiones;
- Explicabilidad: saber cómo se toman las decisiones de estos algoritmos. Toda decisión debe ser analizable y explicable. Esto puede ser simplemente para verificar que el algoritmo aplica las reglas definidas por su organización. Desea usted que la igualdad hombres-mujeres sea respetada, que ciertos datos no sean utilizados en una toma de decisión, etc. La explicabilidad del algoritmo le permitirá verificarlo;
- Auditabilidad: es el "durante" de la explicabilidad. Su servicio de auditoría interna deberá aprender a auditar los algoritmos, así como actualmente sabe auditar los procedimientos manuales;
- Certificación: ya que sin duda, para tranquilizar a sus clientes, estar conforme a la ley, comunicar sobre la ética y la responsabilidad social de su organización, será necesario que la auditoría de sus algoritmos sea hecha por un organismo independiente.

En el 2019, usted va a iniciar, si no lo ha hecho ya, un proceso de referenciación, de cartografía detallada, del conjunto de algoritmos de su organización. Esta cartografía, vinculada a los datos utilizados, será un elemento clave de su gobierno de datos.

Debe cesar de ver al gobierno de datos desde el punto de vista informático. En una economía del dato, la gobernanza va mucho más allá de una simple cartografía de las bases de datos. Es, por cierto, un tema demasiado complejo como para ser confiado solamente a los informáticos (nuevamente corro el riesgo de suscitar antipatías). Ellos hacen aportes en parte del proyecto, pero el gobierno de datos y de los algoritmos implica un conjunto de capacidades propias del manejo de la empresa, con la informática en su rol de soporte. Se trata de proyecto indispensable para el desarrollo de la economía de datos, y debe ser comandado por la dirección general de la empresa.

Vigilancia estratégica a largo plazo: Comience a lanzar una mirada sobre la informática cuántica

¡No hay urgencia! Se esperan los primeros beneficios de cuatro a cinco años, no menos. Pero el área de finanzas y las predicciones complejas van a ser sacudidas por los primeros desarrollos de la informática cuántica. Es un asunto por ahora muy complicado, los primeros programas son similares al ensamblador (assembler) de los años 70-80. Y las arquitecturas físicas, enfriadas a una temperatura cercana al cero absoluto, se mantienen reservadas a centros de investigación de IBM o Google.

Por lo que no hay urgencia, pero les garantizo que en los próximos años, si las investigaciones continúan al ritmo de estos dos últimos años, la informática cuántica llegará para formar parte de nuestros actuales sistemas informáticos. Posicionados como "servicios" en la nube, los primeros sistemas cuánticos revolucionarán el cifrado y el descifrado; pero participarán de igual manera en algoritmos de análisis de comportamiento complejo. Un ejemplo del tipo de análisis que podría beneficiarse de tales innovaciones es el proyecto KAIROS (Knowledge-directed Artificial Intelligence Reasoning Over Schemas) de DARPA para el desarrollo de un sistema que permita encontrar el orden en medio del caos e intentar comprender los eventos mundiales tanto los grandes como los más pequeños... Incluso si usted no implementa nada en el 2019 en materia de informática cuántica, lo que leerá y conocerá será apasionante. ¡Entonces manténgase al tanto desde ahora sobre la informática cuántica!

Próspero año 2019 a todos, año que vendrá signado por los objetos conectados, los datos y los algoritmos.




Nuevo comentario:
Twitter

Usted puede comentar o proporcionar más información a todos los artículos de este sitio. Los comentarios son libres y abiertos a todos. Sin embargo, nos reservamos el derecho a eliminar, sin previo aviso ni explicación, todo comentario que no cumpla con nuestras normas internas de funcionamiento, es decir, cualquier comentario difamatorio o sin relación con el tema del artículo. Así mismo, los comentarios anónimos son eliminados sistemáticamente si son demasiado negativos o muy positivos. Exprese sus opiniones, compártalas con los demás y asúmalas. Gracias de antemano. Igualmente, agradecemos tener en cuenta que los comentarios no sean enviados automáticamente a los redactores de cada artículo. Si usted desea realizar una pregunta al autor de un artículo, contáctelo directamente, no utilice los comentarios.


Twitter
Rss
LinkedIn
Google+
Facebook